miércoles, 2 de noviembre de 2016

Un poco de mi vida

¡Buenas tardes!

Hacía ya mucho tiempo que no trataba ninguna entrada de algún aspecto personal, ¡¡¡pues ya está aquí!!! 
Hace dos años, cuando acabé Bachillerato, no sabía que hacer. Además, no tenía una nota alta así que las carreras a las que podía entrar eran reducidas. De verdad, os recomiendo que bachiller lo toméis como otro año de estudio, sin mirar mucho al futuro. Yo estaba totalmente obsesionada y muy estresada siempre, no disfrutaba de nada. No exagero, enserio. No me gustó nada mi etapa en esos años. Pero bueno, esa es mi experiencia así que os aconsejo disfrutar cada etapa de la vida. 
De pequeña quería estudiar Psicología y más tarde, Pedagogía. El problema es que la nota no me llegaba. Entonces decidí cambiar de carrera y preguntarme que me gustaba realmente. Finalmente, escogí Educación Social. Estoy en el segundo año y la verdad, solo tengo adjetivos positivos hacía esta carrera. Si no sabéis que es, que puede ser, porque es relativamente nueva, es intentar sacar lo mejor de cada persona, aumentando su participación y su integración en la sociedad. Está es una definición muy muy muy básica y corta pero simplemente es para que os hagáis una idea. Cuando elegí la carrera me di cuenta de que interiormente siempre había querido estudiar algo así. Desde pequeña quería irme a otro país en vías de desarrollo para ayudar, que esto no significa que tengas que hacer está carrera, también puedes hacer un voluntariado. Pero para mi, esta carrera te ayuda a conocerte y formarte como persona, ya que, debes conocer tú para poder enseñar a los demás. Está claro que en el primer año las asignaturas son muy básicas y no se centran en ningún concepto especifico, es más de introducción. Las asignaturas de primero me gustaron igual que las de segundo curso. Desde mi perspectiva, las de segundo son más difíciles pero igual es porque estoy pasando por ese momento ahora mismo. Desde mi experiencia, os digo que no os disgustéis, que hay mil maneras de llegar a lo que realmente queréis y por supuesto, el día de mañana tener en cuenta está profesión. Un saludo! 

3 comentarios:

  1. Que bueno que encontraste lo que te gusta!
    te felicito!!!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. No sabes lo bien que me ha venido ese consejo, estoy en segundo de bachillerato a dos semanas de los finales de la primera evaluación y me ahogo...
    Lo bueno es ir paso por paso, la escalera se sube peldaño a peldaño no cuatro o cinco de golpe, así lo único que consigues es tener las expectativas muy altas y luego desilusionarte. En fin, si estás bien y sientes que ese es tu sitio enhorabuena, al fin y al cabo eso es lo que tenemos que encontrar todos ^^
    Un besito.

    ResponderEliminar
  3. ¡Me siento tan identificada contigo!
    De verdad... tal y como dices bachillerato para mí fue un horror, aunque creo que esto fue por una situación un poco diferente a la tuya. Me diagnosticaron dislexia en segundo de bachillerato (por ello empecé a entender porqué me costaba tanto trabajo aprobar exámenes). Fueron unos años muy díficiles donde me mataba a estudiar para sacar un mísero cinco. Pero bueno, al final aunque costó mucho aprobé tanto bachillerato como selectividad, pero como mis notas eran bajas no entré a ninguna carrera que me gustaba.
    Me esperé un año (mientras buscada carreras que creía que podían gustarme) y volví a presentarme a selectividad para subir nota, saqué casi un 9 (aun no me creo que eso sea cierto) y empecé en logopedia. Creo que encontré mi vocación.
    Así que me alegra muchisimo que tu también puedas disfrutar de tu vocación, en este caso educación social. Seguro que todo te va genial. Sigue así.

    ResponderEliminar